PLANIFICACIÓN PRINCIPIOS DEFENSIVOS PRINCIPIOS OFENSIVOS SISTEMAS DE JUEGO TÁCTICA

SISTEMA DE ATAQUE 1-2-2 Vía RafaRomeroFutsal – Colaboración con Futbolsalaweb

Sistema de Ataque 1-2-2. Primera Parte (Futbolsalaweb)

Saludos a todos después de este receso. Tras una sobrecarga de futbol sala en las pistas he encontrado el momento y las ganas justas para continuar con otro aspecto de nuestro deporte, aunque no menos importante, el del fútbol sala teórico y el de su desarrollo en el plano de la táctica.

Iniciamos casi sin rodeos. Después de completar la serie de colaboraciones referentes al sistema de ataque 1-3-1, compuesta por cuatro post: Sistema Inicial, Elaboración, Finalización y Ejercicios de Entrenamiento (véase colaboraciones anteriores en www.futbolsalaweb.com ) cambiaremos de sistema de ataque a estudiar y desarrollaremos, del mismo modo, casi todas las particularidades de nuestro nuevo “invitado”, el Sistema 1-2-2.

Sobra decir que no repetiremos las mismas generalidades que en el sistema anterior, donde las explicamos por ser el primer sistema a tratar,  y aunque mencionaremos similitudes y equivalencias que pueden darse tanto en el sistema 1-3-1 como en el sistema 1-2-2, no las volveremos a desarrollar con la intención de no pecar de reiterativos.

SISTEMA DE ATAQUE 1-2-2

Este sistema de ataque posicional, utilizado como el sistema base en el pasado, ha dejado de ser el sistema milagroso en el que todos los equipos de fútbol sala confiaban (al menos en el plano de la alta competición) Sigue teniendo un gran valor y lo podemos seguir observando en los campos de fútbol sala, pero en la actualidad se utiliza más como un recurso que como un modelo de juego. Los equipos suelen jugar la mayor parte del tiempo con otros sistemas de ataque y sólo cuando las condiciones del partido lo permiten utilizan el 1-2-2, que en principio, al igual que es un sistema más agresivo y que ofrece la posibilidad de crear un peligro directo delante de la portería contraria, pero que también conlleva un mayor riesgo: al desaparecer el apoyo de basculación (por detrás) (con el cambio de reglamento el portero solo puede recibir la pelota una vez por jugada)  y en caso de contraataque es más fácilmente superable (hay solo dos líneas de presión defensiva hasta que se recupera la posición)

Aun así merece la pena conocerlo y enseñárselo a los nuestros, porque, si lo trabajamos bien, y nuestros jugadores son lo suficientemente habilidosos para jugar el balón con tranquilidad sin tener apoyos detrás de ellos (técnicamente muy dotados) podremos convertirlo en un modelo de juego del que sacar más beneficios que desventajas (sirva como ejemplo el Lobelle de Santiago de temporadas atrás, donde Alemao tenía todas estas cualidades que hemos mencionado); pero si no tenemos a Alemao y al resto de la cuadrilla, también podremos utilizarlo en situaciones específicas del partido dónde las condiciones sean favorables para ello, o dónde no nos quede más remedio que arriesgar algo más con nuestro ataque para conseguir nuestro objetivo lo antes posible (el gol) Por ejemplo: contra defensas muy cerradas con poca intención de presionar el balón, contra equipos que nos superan en el marcador y estrechan la zona de peligro, concediendo la circulación por el exterior, contra un equipo que haya quedado en inferioridad momentánea por una expulsión, o simplemente contra un equipo que no tenga estudiado como defender las alternativas de ataque que nos da este nuevo sistema.

Debes iniciar sesión para ver el resto del contenido. Por Favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Leave a Reply