Futsal Base

By Universo Futsal

Hoy conocemos a Marta de ADJE Zona Norte

Hoy conocemos a Marta de ADJE Zona Norte

Hoy tenemos con nosotros a Marta, jugadora y entrenadora de ADJE Zona Norte. La joven jugadora de la Zona Norte empezó allá por el 2015 a trabajar  y a formarse con las categorías base de ADJE y escuelas asociadas para coger el máximo bagaje y recuperar esas duras de trabajo  que tuvo que afrontar, en un futuro.

Después de un año muy duro en el que sería el primer femenino de la historia de ADJE, tras liderar aquel proyecto y ser la jugadora con más minutos acumulados, Marta dio un salto de calidad a Monachil 2013.Tras algunos años de experiencia Marta vuelve a su casa para vestir de amarillo.

En la temporada 2015/2016 Marta firmó uno de los mejores promedios goleadores de la Liga con 18 goles en 20 partidos convirtiéndose así en la jugadora más efectiva de la Zona Norte. Esta vez Marta, recae en ADJE para liderar el joven proyecto de Iván Márquez.- En primer lugar, es obligación preguntarte cómo has vivido el confinamiento

El confinamiento para mí ha significado aprender a vivir de forma diferente, ya que mi estilo de vida ha tenido que cambiar radicalmente, siempre de un lado para otro, en contacto con muchas personas, con mucho estrés pero a la vez con mucha alegría, porque me gustaba.

Pero bueno quitando estas diferencias no me ha venido mal aprender a vivir de esta forma, porque me he dado cuenta de lo que me gusta hacer en mi vida como es entrenar a mis equipos, o simplemente darme cuenta que la vida es un instante y hay que disfrutarlo porque no sabes cuándo va a ser la última vez que vas a hacer algo o ver a alguien. Así que como enseñanza de este confinamiento me quedo con valorar cada minuto de mi vida.- Preséntate con una pequeña trayectoria deportiva hasta que recalaste en ADJE.

Empecé desde que tenía uso de razón con un balón en los pies, pero al ser niña los equipos mixtos no es que destacaran mucho así que hasta los 12 años no pude empezar a competir en un equipo femenino, antes de llegar a esa edad pues jugaba en el patio del colegio o en la calle con mis amigos. Fue en mi pueblo, Pulianas, donde todo empezó, era un equipo de provinciales de futbol sala, después de dos años allí y por su desaparición me fui al Vandalia (Peligros), este equipo ya era de fútbol siete, no lo había hecho antes pero la verdad que el césped llama mucho la atención y me gustó bastante.

Luego pasé de nuevo al equipo de mi pueblo, Pulianas (fútbol 7) y volvió a desaparecer al año siguiente, me cambié al Recreativo de Granada (fútbol 7), La Zubia (Fútbol 7) y aquí ya cambió el futbol femenino y quisieron pasar de fútbol 7 a 11 todas las ligas femeninas, volví a Celtic de Pulianas y después de comprobar que el fútbol 11 no iba conmigo acabé en el Nazarí que competía a futbol 7 y fútbol 11, yo recuerdo que la sensación de alegría que yo sentía al jugar al fútbol sala nunca la encontraba ni en Fútbol 7 ni 11, así que finalmente llegué a ADJE y competí de nuevo a futbol sala, después de un año súper bonito, conocí al Monachil y allí pasé cuatro temporadas jugando a fútbol sala en andaluza y plata y fútbol 11 y ya esté año he vuelto a recaer en ADJE de la mano de mi amigo Iván.- Después de esto, podrías explicarme porque eliges Futbol Sala?

Bueno principalmente el fútbol sala es lo que aprendí a jugar de pequeña, me parece un deporte muy bueno a la hora de aprender por sus dimensiones, es mucho más dinámico y aunque sepas menos o más el contacto con el balón siempre será más continuado que si juegas a 7 u 11.

Y bueno ya como punto personal es que siento pasión por este deporte, cuando entreno a mis pequeñajos y noto sus evoluciones y como lo dan todo, pues es que es perfecto porque pienso que hay menos frustración en este deporte que en 7 u 11.- ¿Cómo conociste ADJE?

A ADJE lo conocí porque una compañera que tenía en el Nazarí tenía un amigo en ese club y después de nuestros entrenamientos nos invitaron a jugar con ellos a fútbol sala y como no estábamos muy contentas en el otro club pues propusimos de hacer un equipo femenino, se apoyó el proyecto y pasamos una temporada espectacular.- ¿Recuerdas el primer día que llegaste ADJE?

Recuerdo que estaban arreglando las pistas y por eso teníamos que entrenar en otras y cuando empezamos la pretemporada, estábamos de doble estreno, primero por la pista y segundo porque éramos el primer equipo femenino de ese club.

Marta, siendo titulada en Futbol y Futbol sala, ha dedicado su joven trayectoria a las categorías base y a seguir estudiando siendo Técnico Superior en Actividades Físico Deportivas y centrada en su grado de Educación.- En un club pequeño como el tuyo, ¿cuáles son las sensaciones que te transmiten para seguir bajo el mismo proyecto año tras año?

Es un club muy familiar por lo tanto te sientes como en casa, yo tanto como jugadora como entrenadora me siento así, los padres de mis niños tienen absoluta confianza en mí y en el trabajo que hago y eso no se consigue en todos los clubes, porque yo pienso que viene dado a que a mí me dan esa facilidad y confianza de hacer las cosas a mi modo, por lo tanto pienso que una confianza lleva a la otra.

Es bonito porque haces piña y te permiten subir categorías con tus propios equipos, así puedes ver como un niño (en mi caso) que te llega con cinco añitos no sabiendo nada, puedes tenerlo hasta infantil (12-13 años) y ver lo que ha evolucionado contigo. Eso es lo más gratificante que puede tener un entrenador y pienso que esto lo ofrece ADJE y pocos clubes más.

Aparte cuando he necesitado apoyo me han dejado rodearme de gente que yo he necesitado, sin imponerme a nadie, con esto me refiero a que cuento con el apoyo de mi compañera Vane porque yo pude elegirla y no porque me impusieran un compañero/a de trabajo que no sabría si funcionaria o no.

ADJE da esa facilidad y confianza que hace que aunque seamos un club humilde estemos a gusto y formando personas que es lo que mejor se nos da.

¿Cuáles son tus objetivos en el Futbol Sala? ¿Y en tu club?

En cuanto a mi club sé dónde estoy y a donde pertenezco y mis objetivos no son más que formar buenas personas e inculcar valores a través del deporte, no considero como primer objetivo hacer a los niños competitivos, o que la victoria es lo primero, sino enseñarles a que el deporte es como la vida, a veces se gana y otras se aprende y que hay que reconocer los fallos que cometemos y mejorarlos, siendo autocríticos con nosotros mismos para poder ser mejores y nunca echarle la culpa al otro, todos jugamos, todos ganamos y todos aprendemos.

Mi objetivo fundamental es ese, formar una familia, un refugio donde los niños dejen sus estudios o cosas que tengan en la cabeza por una hora y vengan a las pistas con su otra familia a socializar, aprender un deporte y disfrutar. Un espacio donde evadirse y quitarse de tantas horas de videoconsolas o malos hábitos, por uno saludable.

En cuanto a mis objetivos en el fútbol sala pues espero seguir formándome como entrenadora y seguir muchos años más siendo entrenadora de categorías base porque me encanta tratar con estas edades y si mejoro yo se que les podré dar la mejor atención posible. Así que como objetivo sería ese, no dejar de aprender nunca por y para ellos.- ¿Cómo valoras tu crecimiento desde que entraste?

Muy bueno ya que llegué sin experiencia como entrenadora y mucho menos de categorías base, pienso que cada año ha sido una gran lección para mí y sé que cada año que pase seguiré creciendo más y más porque aunque creamos que por llevar muchos años ya lo sabemos todo eso no es así, este mundo te sorprende y te enseña nuevas cosas.- En lo personal, dinos un recuerdo, el mejor que tengas de tu trayectoria en Futbol Sala

Uno de mis mejores recuerdos de fútbol sala es como entrenadora, ya que como jugadora no he sido muy apremiada, fue cuando llegué en mi primer año con mi equipo benjamín a las semifinales de patronato y nos descalificaron (para mi injustamente) por una norma de 8 jugadores, nos faltó un jugador que nunca llegó, hicimos el mejor partido que yo había visto de esos pequeñajos y al finalizar no pasamos porque teníamos siete jugadores, era el primer año que se imponía esa regla, y nos dejó destrozados, ellos lloraban tanto que se me rompió el alma, que al final acabé llorando yo también y vinieron todos a abrazarme.

Sí, es un recuerdo triste, pero yo no me quedé con eso, sino con niños de 6-8 años que compartían conmigo un sentimiento y que me querían tanto como yo a ellos y me demostraron que todos estábamos a una. Eso es lo que yo más valoro de ser entrenadora, los vínculos que se crean con tus jugadores y jugadoras.

Como valoras el crecimiento del club desde que lo conoces.

En positivo, porque siempre lo que se hace es por mejorar, aunque nuestros recursos sean limitados siempre buscamos lo mejor para nuestras familias y darle el mejor servicio a sus hijos.

Es verdad que muchos proyectos que se intentan hacer no salen pero tenemos que ser honestos y realistas de la zona en la que estamos y las limitaciones que tenemos, pero pienso que los padres que han estado con nosotros estos últimos cinco años y siguen aún al pie del cañón es porque valoran nuestros pasitos como club.

Para terminar, ¿por qué eliges a ADJE año tras año?

Es simple, ADJE la considero mi casa, he estado por muchos clubes a lo largo de mi vida futbolística y como en este no me he encontrado en ningún sitio, aquí tengo mi hueco, y siento que pertenezco a este proyecto y al barrio.

Así que por esa familiaridad que hay año tras año elijo a ADJE porque estas siglas las forman mis niños y mis compañeros y soy feliz allí. Es más, sé que es mi sitio porque me duele si algo va mal o me alegro si algo va bien, por eso sé que es mi segunda casa.

Prensa ADJE Zona Norte

Deja un comentario

BIENVENID@S a FUTSAL BASE

GO
X