PRINCIPIOS DEFENSIVOS TÁCTICA TAREAS

EL BLOG DE JESÚS CANDELAS – Entrenamiento de la Defensa individual en formación

Entrenamiento de la Defensa individual en formación

cenafe

Antes de comenzar este blog es necesario señalar (como hago en todos los foros donde hablo del entrenamiento individual defensivo) que las reflexiones aquí expuestas no tienen que ser asumidas por todos los entrenadores, y que lejos de existir un consenso pleno sobre este asunto, existen notables discrepancias y diferencias de criterio en la concepción que el entrenamiento individual defensivo debe tener con los jóvenes jugadores. Sobre este particular, considero que las diferentes posturas, lejos de perjudicar la transmisión de información, enriquecen el debate para aportar distintos puntos de vista, cuestión que el entrenador interesado agradecerá notablemente al poder atender a argumentos opuestos sobre el mismo tema. Del mismo modo, desde aquí animo a los entrenadores que entienden el entrenamiento individual defensivo de otra manera, a que publiquen sus experiencias para, mediante el debate respetuoso, mejorar nuestros conocimientos sobre la formación individual defensiva y optimizar la intervención con los jugadores.

El requisito previo antes de profundizar en el estudio del entrenamiento individual
defensivo es determinar el tipo de defensor que se busca con este entrenamiento.
Tener claro que tipo de defensor se pretende formar no supone en absoluto
quedarse en una concepción “filosófica” y abstracta puesto que esto, nos remitirá
directamente a un tipo de trabajo u otro.
Desde mi perspectiva, el tipo de defensor que debemos intentar formar en las
etapas de iniciación y de perfeccionamiento es el siguiente:

tipo de defensor.PNG

Si analizamos las exigencias que demandamos al defensor tipo que se pretende
formar, veremos que de los seis puntos expuestos, uno hace mención a los
factores actitudinales, uno a la ejecución de las acciones técnicas, tres a la interpretación,
discriminación del juego y al ajuste de las respuestas y finalmente uno a una exigencia mixta (ser seguro implica varios de los factores anteriores). La cuestión ahora es determinar cómo se llega a formar a un jugador de estas características, y cuál es el tipo de trabajo que se le debe administrar. Veamos algunos de los elementos claves en este proceso.

1. LA CUESTIÓN DEL ENTRENAMIENTO DE LA EJECUCIÓN TÉCNICA
El entrenamiento de los aspectos relacionados con la ejecución técnica es uno
de los asuntos de frecuente debate en las charlas sobre la formación individual
defensiva.
Si el defensor que intentamos formar es el descrito anteriormente, ¿son los
siguientes ejercicios los que van a facilitar este comportamiento?

  • Ejercicio 1. Los jugadores se sitúan frente al entrenador en posición de base defensiva. El entrenador irá indicando la dirección del desplazamiento defensivo (derecha, izquierda, hacia delante o hacia atrás).
  • Ejercicio 2. El defensor en posición de base recorre con desplazamiento lateral una determinada distancia (generalmente muy amplia).

He seleccionado dos ejercicios que creo son de uso frecuente con jugadores en formación cuando se pretende entrenar los desplazamientos defensivos y la posición de base, ¿asentando el entrenamiento individual defensivo en ejercicios como los expuestos conseguimos el tipo de defensor que se ha descrito anteriormente?

Creo que todos coincidiremos en señalar que no, ya que los ejercicios de este estilo ignoran completamente la intencionalidad en la acción, y si lo que nosotros pretendemos es que el jugador interprete el juego, parece que no será muy acertado basar el trabajo defensivos en ejercicios como estos donde no se debe discriminar nada (no obstante, dejaremos para más adelante la cuestión de la intencionalidad táctica). Pero si quisiéramos entrenar únicamente los aspectos relacionados con la ejecución técnica, ¿sería este tipo de ejercicios los que deberían predominar en nuestros entrenamientos?, desde nuestro punto de vista tampoco.

 

Artículo completo en El Blog de Jesús Candelas

Leave a Reply