Un encuentro trepidante, en la vigésimo octava jornada de Liga, puede marcar el destino final de dos conjuntos afianzados en la parte alta de la clasificación desde el principio

Al CD UMA Antequera le animan los grandes retos en una Liga destinada al recuerdo por la gran equidad entre sus participantes. Ninguna barrera frena el estímulo de jugar una nueva fase de ascenso a Primera División. La temporada en la élite del fútbol sala nacional estableció un antes y un después en la historia de un club con ambición de reescribir esos momentos únicos. La visita de este sábado, a las 18.15, al FS Valdepeñas marca el rumbo definitivo de dos conjuntos con objetivos muy cercanos a cumplir. El líder de la categoría de plata aspira a lograr un meritorio ascenso directo en un interesante duelo con un cuadro universitario necesitado de puntos para que su nombre no desaparezca de los puestos de play-off en los últimos encuentros.

Un duelo de gigantes se espera en el Pabellón Virgen de la Cabeza. El plantel azulón persigue desde hace mucho tiempo un éxito deportivo que su rival en la vigésimo octava jornada pudo celebrar en la fecha definitiva del curso 2014/2015. El paso de Segunda al escalón competitivo superior implica regularidad en los resultados. Los de Leo Herrera acumularon siete triunfos consecutivos en la segunda vuelta del torneo hasta empatar en Barcelona, caer en casa frente al Rivas Futsal y firmar las tablas en Elche. En estos tres choques no hallaron el paso firme que le pudiera dar una mayor tranquilidad en el momento determinante. Otro bache en suelo castellano manchego beneficia a un Pescados Rubén Burela situado a cuatro puntos.

Inercia positiva es lo que pretende la escuadra verde en las tres batallas decisivas del campeonato. La primera le enfrenta a un adversario a batir por su potencial y por el escenario en el que se produce la disputa por los tres puntos. La motivación nunca falta al pisar la pista vinatera y escuchar desde las gradas el aliento de una de las aficiones más fieles. Los chicos de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” suspiran porque la solvencia competitiva, esa que le guía en los envites de alta exigencia, les lleve al play-off. Una victoria alivia un camino duro en el que hay dos obstáculos a tener en cuenta; ElPozo Ciudad de Murcia en el Pabellón Fernando Argüelles e Itea Córdoba Futsal a domicilio. Golear al Noia inyectó una dosis de moral suficiente para abordar el asalto al fortín del FS Valdepeñas.

La dinámica de tres marcadores negativos ya es cosa del pasado. Los universitarios trabajan en la construcción de un presente fructífero cuyas alegrías se extiendan en el futuro. “Después de tres jornadas sin conocer la victoria y con los equipos sumando puntos para meterse en el play-off, que está verdaderamente caro entrar ahí, esta victoria nos vino bien. Fue motivadora y más al ganar 5-0. El resultado no asemejó lo que ocurrió en el partido, porque el primer tiempo estuvo igualado, ellos tuvieron sus oportunidades, y ya en el segundo, a raíz del segundo gol, se abrieron más, sacaron portero-jugador y marcamos el resto de tantos. Todavía matemáticamente no estamos metidos, con lo cual, tenemos que seguir trabajando e intentar sumar algún encuentro más”, afirma el técnico malagueño.

Contar con un grado elevado de impedimentos, engrandece desafíos tan singulares como derrotar al primer clasificado en su pista. “Mirando los enfrentamientos, tal y como está la clasificación, hay muchos directos. Valdepeñas, siendo primero por méritos propios, no puede permitirse el lujo de fallar. Lo único que ocurre es que nosotros se lo vamos a poner complicado al necesitar ganar. Ellos ante su afición, que apoya muchísimo durante todo el partido y en aquel Pabellón donde se escucha todo tanto, no pueden perder. Se juegan la primera plaza y Burela está cerca en caso de pinchar. Por todo esto va a ser un choque difícil. Sabemos del potencial de esos jugadores y de un equipo hecho para estar donde está”, argumenta.

El empate se mantiene en el electrónico de los emparejamientos entre Valdepeñas y UMA Antequera desde la campaña pasada. El relativo a la primera vuelta de este curso comenzó con un 0-2 y se equilibró por los goles de Dani Aguilera y Miguel Fernández (2-2). “Los resultados reflejan la igualdad que hay y el respeto que nos tiene que tener este equipo. Sabemos que no es un rival nada fácil y los últimos partidos han terminado en empate. Son muchas caras conocidas; Manu García, Dani Santos, Kike, Jota, Caio Alves, Zamo, Juanan, Rodrigo, el último fichaje; y Mendiola en la portería, que aporta una experiencia grandísima. Una plantilla para ganar a cualquiera”, previene Moli.

No es novedoso para el cuadro de la Ciudad de Los Dólmenes pelear por los tres puntos con el líder. Ya le tocó viajar a Murcia, con el filial de ElPozo en lo más alto de la clasificación, y terminó derrotado (2-0), pero en suelo antequerano frenó un FC Barcelona B Lassa dominante desde la cúspide de la tabla (3-2). En esta ocasión, el sábado a las 18.15 horas, busca declinar la balanza al lado victorioso. “Para conseguir algo positivo hay que competir y, aparte, es muy importante guardar mucho la concentración en este duelo. El hecho también de no cometer errores puntuales, ellos no perdonan, y ser muy solidarios con los compañeros. La gente está muy mentalizada y no hay que motivarles para dar el 100%, este tipo de encuentros invita a jugar y competir”, reseña.

Prensa CD UMA Antequera


Deja un comentario

Compartir